4.8



4.8

Tengo que reconocer que ya no existe ni un solo rastro de mi pequeño bebe en Alejandro. Que en estos últimos meses el cambio ha sido total y que incluso en sus facciones han cambiado para verse como un "niño grande", como dice el.

Ha cambiado al Club de Mickey por Ben 10, el cubos por el trompo, el perseguir al gato por la raqueta de tenis, los pantalones de deportes por los jeans, el trepar en los árboles por.... mmm no eso sigue igual. Ahora resulta que tiene dos novias, Helena en Nueva Zelanda y niña de su salón. Lo siento Luisina, creo que ha este paso ya no vamos a ser consuegras! :(

Y es que mi pericotico creció, creció y creció, si sigue así voy a tener que mirar hacia arriba para poder hablar con el, jaja! Pero no, no sólo voy al tema de tamaño si no al tema emocional, pues a pesar de estar pasando por muchos cambios veo que esta madurando y es capaz de decidir por si solo, aunque claro sigue siendo un niño. 

En fin, aun que este niño llegue a medir algún dia 1.80 y tenga familia seguirá siendo mi bebe, esa pequeña cosita chiquita e indefensa que pusieron en mis brazos y del cual me enamore a primera vista. 



Comments
3 Responses to “4.8”
  1. Luisina says:

    nooooooooo, que no me engañe a Guille, q yo quiero vivir en Lima!!!!!!!! :)

  2. Es cierto lo veo muy cambiado, cambiadísimo. Estoy de acuerdo ya no tiene rasgos de bebé, ahora es ya todo un niño. Aunque tengan la edad que tengan siempre serán nuestros niños
    Besos
    Emma

  3. paularincones says:

    SIEMPRE serán nuestros bebés. Sabrina a veces se enoja conmigo porque le digo así, pero no me importa. En todo caso, le digo que es mi bebé grande.

    Cambian de gustos e intereses y ahí nos llevan, creciendo junto con ellos.