Mi inspiración: 4 años creciendo juntos



4 año

Alejandro a sus 4 años.


Cuando Ale nació, acabábamos de mudarnos a Nueva Zelanda. Tenía 6 meses de embarazo cuando pise el aeropuerto y traía conmigo 3 maletas mías, una con ropita para el, muchas dudas y mucho mas miedo que dudas. Dicen que cuando llega un bebe, siempre viene con pan bajo el brazo. Pero en nuestro caso era toda la panadería.

Para ese entonces sólo tenía una amiga (ja! Ahora tengo 5), una peruana que había venido un par de años antes que yo. Gracias a ella no lo pase tan mal los primeros años en este país. Conste que digo tan mal, porque aunque me haga la valiente, tengo que admitir que la pase remal.

Pero claro, como cada quien tiene su vida y su mundo, cuando no me juntaba con ella para un café estaba mas sola que un hongo.

La llegada de Ale a mi vida, fue el regalo perfecto. Por fin tenía compañía en esa casa donde pasaba la mayor parte de tiempo sola, porque Be estaba trabajando. El primer mes después de regresar del hospital, me la pase llore y llore. Primero por que no tenia leche, y por mas que hice lo imaginable e inimaginable, la leche nunca llegó.  Y miren que hasta me pegué al busto un tubito, de esos que usan en los hospitales para el suero, con la finalidad de que la poca leche que conseguía sacarme con la pezonera la colocara en una botellita en el lado del tubito que estaba suelto y por el otro (si ese que tenía pegado) colocara a Alejandro en mi pecho para que así tratara de amamantar a mi hijo. Pero nada, Ale sólo me usaba de chupón, ni bien lo colocaba en mi pecho él se dormía al minuto. Y en segundo lugar por que quería a mi mamá.

Bueno, al mes deje de llorar. Supongo que se acabaron las lagrimas. Decidí buscar una forma de pasar mis días con él. Decidí integrarme a la comunidad y comencé a participar en el Coffe Group. Por fin mi hijo interactuaba con mas personas, no solo con mamá y papá. Y yo comencé a salir del encierro que yo misma me había impuesto.

Gracias a el descubrí que había mucho por ver. Y una de las cosas que descubrí fue la fotografía.  Siempre me había gustado, y a pesar que había llevado un curso básico dentro de mis estudios, sólo había trabajado en ello para cosas relacionadas con mi trabajo en diseño.

aleBN

Una de mis primeras fotos. Ale de 7 meses.

Al principio mis fotos sólo eran él o yo con él. No se imagina la cantidad de fotos que tengo de Alejandro, claro las típicas fotos de Ale comiendo, Ale sentado, Ale rodando, Ale rompiendo algo, etc. Estoy segura que podría empapelar toda la casa con todas las fotos que tengo. Claro, también tengo de todos los lugares que visite pero esa es otra historia.

Han pasado 4 años desde que Ale nació y han pasado 4 años desde que jugué a fotografiar nuestro día a día. Hemos crecido juntos cada quien en lo suyo. El como el niño al que amo con todo mi ser y yo como mama, enfermera, niñera, profesora, psicóloga, cocinera, nutricionista, payaso y fotógrafa.  Y no se por que me tinca que no lo estamos haciendo nada mal.



Comments
4 Responses to “Mi inspiración: 4 años creciendo juntos”
  1. Que duro deben ser los primeros meses en un país extranjero sin familia o amigos cerca. Pero demuestra lo valiente que eres.
    Sobre lo de dar el pecho, no sé por que nos tienen que machacar tanto por que si es como en tu caso,a mí tb me pasó, luego te sientes tan mal y tan culpable.
    Por cierto Sofía se parece mucho a Ale, verdad?
    Ten la seguridad de que lo estás haciendo muy pero que muy bien
    Besos
    Emma

  2. giozi says:

    Sí, es duro, muuucho, pero creo lo tuyo peor, el idioma, cultura, el cambio de vida, madre, y todo eso.
    Como la fotografía une :D
    nos hemos conocido ;)

  3. Si Emma, se parecen mucho! Tu tampoco pudiste darle leche... A mi no me querían dejar salir del hospital hasta que no tuviera leche. Y yo le rogaba llorando a Be que me queria ir a mi casa.

    Gio, si amiga, para mi ha sido de lo mas genial el que nos hayamos conocido.

  4. María says:

    No hace falta nada más que ver su cara de felicidad para saber que realmente lo habéis hecho genial.