Reordenandome (o mejor dicho matando cosas que no llevan a nada)



Hace días que vengo pensando en las tantas cosas que quiero hacer y en las cosa que inicie y deje a medias. Y es que últimamente ando con una vida tan desordenada que siento que perdí mi brújula.

Y aunque mis hijos absorben la mayor parte de mi tiempo, siento que el poco tiempo que es para mi esta totalmente caótico. Así que definitivamente hay algunas cosas que dejare de lado (como por ejemplo jugar en el Facebook) y le daré mas importancia a otra que realmente valen la pena, como por ejemplo este blog. Es que para mi esta es la forma de compartir con los amigos o mi familia esas pequeñas cosas que por la distancia no podemos disfrutar en vivo y en directo.

Así que no se extrañen si este blog comienza a ser mas personal de lo que ya era, pues últimamente ha crecido mucho mi necesidad de escribir.

Un beso para cada uno de los que me sigue....



Comments
3 Responses to “Reordenandome (o mejor dicho matando cosas que no llevan a nada)”
  1. sucamor says:

    Totalmente de acuerdo! Sigue escribiendo que a nosotros nos encanta.

  2. giozi says:

    Pues no se que tal enganchada estés con Facebook. Antes yo comentada por lo menos una foto de cada contacto mío, o comentario que iban poniendo, de todos, bueno tampoco es que tenga muchos.
    Y me dije que dejaría de escribir en Face, pero no pude, me metí, pero sólo estuve leyendo, a la semana volví con los comentarios.
    Mi face es bastante personal y la mayoría son gente que conozco en vivo, y amigas del cole que no "veía" hace 20 años y ahora están ahí, compartiendo también sus fotos familiares, sus niños. Incluso ahora me llevo bien con una chica que me caía mal en el cole :)
    Mi blog es nuevo, lo y de hecho quien más lo sigue son mis nuevas amgias del Flickr :)
    No se, tengo ya un vicio a Face, para mi sería difícil.

  3. Emma says:

    Me alegra mucho tu decisión de seguir escribiendo, para mí es un placer leerte.
    Me voy este fin de semana, así que nos leemos en Septiembre.
    Un beso enorme