al rincón!!!



de risas en el parque


“Mamá a tu cocina”… pueden creer que este pedacito de hombre me castigue!!!! Si, y lo peor es que no se como adivinó que el peor castigo para mi es tener que cocinar… ☺

Lo bueno es que la guerra entre Alejandro y nosotros ya ha pasado. La llegada de Sofía a casa ha sido algo difícil para él. Ale se volvió terco como una mula y aunque a la beba la llenaba de besos y mimos, la batalla era con nosotros. Primero fueron pataletas, con tirada al piso y todo, esto fue totalmente nuevo para mi. Luego simplemente nos ignoró, era como si no existiéramos. Y por último el llanto que era parte del paquete de susceptibilidad. Si le pedías ayuda: llanto, si lo abrazabas: llanto, si lo resondrabas: llanto, si jugabas con el y pero no hacías lo que te decía: llanto. No se imaginan la cantidad de papel tissue he usado.

Las aguas han vuelto a su cause y Ale ha ser el niño feliz que siempre a sido. Pero insisto, los niños deberían venir con manual cuando nacen.



Comments
3 Responses to “al rincón!!!”
  1. María says:

    Nadie dijo que fuese fácil, pero es precioso verlos crecer juntos.

  2. giozi says:

    Uyyy que te ha tocado en una edad. Cuando nació mi gordita me suscribí a una revista de bebés. Y ahí comentaron algo de la primera adolescencia, yo me dije, qué??? pero es verdad, no recuerdo bien las edades, pero es la época de las pataletas.
    Mi niña llora mucho cuando está su papá, pero es porque él le deja hacer de todo y para una que le dice no, pues llora. También tiene su hora del llanto, como digo yo, aunque ya prácticamente superó eso, que era la hora de la siesta y se ponía pesadita, ahora cuando está cansada ya no llora.
    A mi me ha hecho dos o tres pataletas, las tres y dos en un centro comercial, así que mira, quedé como madre bruja, jajaja.

  3. Patricia says:

    Si Maria, a uno se le cae la baba de ver a los hijos aunque nos saquen canas verdes!!! :)

    Giozi, a mi no me a tocado aun una pataleta en la calle, por que acá no puedes ni levantarle la voz a un niño por que vas preso.