Ale a la Pimienta.






Todos los niños tienen esa mala costumbre de meterse las cosas a la nariz. Y Ale no es la excepción.

La primera vez fue una piedrita del tamaño de un frijol, ya se imaginan lo desesperada que pude estar. No sabia que hacer daba vueltas como loca, y lo único que se me ocurrió fue lavar y lavar la cara con la idea de que salga pero nada, jamás funciono! Y de tanto llorar yo de la desesperación, Ale se asustó y termino llorando el también. Lo cual logro que la piedrita fuera expulsada.

La segunda vez (sí, por que no hay primera sin segunda) fueron dos alverjas una en cada orificio. Otra vez el laberinto, yo desesperada y lo único que se me ocurrió fue meterlo en la ducha para ver que el agua haga su trabajo. Pero igual, nada de nada. Mi esposo justo llego del trabajo y los dos andábamos craneando que hacer. Hasta que bingo! se nos ocurrió la brillante (o no brillante) idea de usar pimienta. Así que lo colocamos un poquito en su nariz y listo, Ale comenzó con los estornudos hasta que por fin salieron las benditas alverjas.

Hoy lo ha hecho de nuevo, esta vez fue el arroz. Y a diferencias de las otras veces, y a pesar que escuchaba a mi mama por el skype que se preocupaba de la situación, me fui de lo más tranquila a la cocina, saque mi frasco de pimienta y a ponérsela a Ale en la nariz. Listo!

No se si eso sea lo mas recomendable, pero la cosa es que me soluciona el problema de inmediato. Claro que después hay que lavar bien la carita para que se le vaya toda la pimienta.

Y ustedes como solucionarían ese problema?



Comments
8 Responses to “Ale a la Pimienta.”
  1. Wow, no se me hubiese ocurrido la pimienta! Se ve buena opción. Que desesperante debió ser el momento.
    En farmacias venden unos “saca mocos” a lo mejor también ayude para eso.

  2. Nicky says:

    jajaja
    los niños siempre haciendo tonteras menos mal que no se lo metio en la oreja que ahí el cuento es otro jajaja pero bueno uno aprende de los errores al final cuando sea grande ya no tendras esos problemas. jajajaja que risa me ha dado.
    besitos Nicky
    PD: me ha gustado el formato que le has dado al blog (me refiero al fondo yo quiero cambiar el mio por uno de rosas bien lindo que vi por ahi pero nu se como ¿me enseñas? please!!!! )
    de antemano muchas gracia sbesitos

  3. Emma says:

    Dios mío qué susto!!! A los mios no se les ha ocurrido nada parcido, y espero que tampoco lo hagan. Muy buena idea lo de la pimienta.

  4. CINEFILIA says:

    Hola Patricia,
    Buen susto te llevaste con el niño.No sé lo que yo hubiese hecho si me ocurre, a veces nos las ingeniamos y otras quedamos paralizados e impotentes...
    Te deseo todo lo mejor para ti y los tuyos, en especial a tu hijito.
    Me alegra también tu visita a mi blog, ya sabes que me gustan tus comentarios.Espero que el jersey en el punto que has elegido te quede precioso, y espero verlo también!
    Un gran abrazo amiga.
    Magda

  5. Mewpher says:

    jajaja a quien habra salido?? io hubiera usado tal vez unas pinzas pequeñas y tratar de sacarlo en todo caso... una aguja??? asi lo clavas y lo sacas como anticucho xD
    pero tu idea de pimienta esta bien

  6. Patricia says:

    Si ya se imaginan que susto. Aunque uno siempre anda con los ojos puestos en el al menor descuido hace de las suyas.
    Voy a ver eso Mary, tenia uno de cuando era bebe y no lo encuentro. Gracias!!!

  7. Migue says:

    He conocido hoy tu blog y me ha gsustado mucho.Creo qeu no quiero tener hijos.Si tepasa eso y no sle yo creo que me moriría.Un beso compañera de fotografía

  8. Jo! yo me hubiese ido corriendo al medico!!! buena idea lo de la pimienta!!!